10 alimentos para mejorar tu memoria y tu salud cerebral

¿Qué hay que comer para tener una mayor capacidad de concentración y mejor memoria? ¿Qué debemos incluir en nuestra dieta para tener una mayor agudeza mental y claridad de pensamiento? En este artículo queremos hablarte de los mejores alimentos para la memoria.

1. Nueces

Siempre se ha dicho que la naturaleza es sabia y un claro ejemplo es el de las nueces, cuya forma es muy similar a la de nuestro cerebro.

Las nueces promueven el desarrollo de la memoria y favorecen el aprendizaje. Además, se caracterizan por ser un potente antidepresivo natural, ya que su alto contenido en omega 3 aumenta la producción de serotonina (hormona de la felicidad), aumentando nuestra sensación de felicidad y bienestar.

2. Aguacates

Son muchos los beneficios que el aguacate aporta para nuestro organismo y concretamente para el cerebro. Este alimento destaca por su alto contenido en vitamina E y omega 3, esencial para proteger nuestro cerebro del deterioro y el desgaste prematuros.

3. Chocolate negro

El chocolate negro (cacao) es rico en flavonoides, compuesto natural con efectos antioxidantes y neuroprotectores que mejora el flujo sanguíneo hacia nuestro cerebro y además favorece la memoria, disminuyendo el riesgo de demencia.

4. Aceite de coco

Se han realizado diversos estudios demostrando los efectos positivos del aceite de coco en la supervivencia neuronal, independizando al cerebro de la utilización de insulina y restaurando la función metabólica, mejorando la función cerebral en pacientes con Alzheimer. Es por ello que el aceite de coco es un gran alimento para el cerebro.

5. Brocolí

El brócoli es probablemente uno de los mejores alimentos para el cerebro. De igual manera que sucede con las nueces el brócoli tiene una forma similar a la del cerebro. En este sentido, son muchos los alimentos que se parecen al órgano al que quieren proteger.

De este fantástico alimento destacamos diversos beneficios para el cerebro: su capacidad para mejorar las conexiones neuronales, proteger el cerebro de la oxidación, poner en marcha el funcionamiento de las mitocondrias, equilibrando con ello el metabolismo y por si esto fuera poco, también ayuda a reducir la inflamación cerebral.

6. Salmón

Los ácidos grasos son una fuente esencial para proteger y nutrir nuestro cerebro. En concreto, el salmón es un alimento rico en Omega 3 y Omega 6, esenciales para mejorar nuestra capacidad de aprendizaje, mejorando la velocidad en la conexión entre neuronas.

7. Huevos

El huevo y en concreto la yema es una de las mejores fuentes naturales de colina. Ayudando en el desarrollo normal de todas sus células y la salud del mismo.

Además, contiene lecitina fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro cerebro y el sistema nervioso.

Son un excelente alimento para la memoria.

8. Verduras de hoja verde

Vegetales de hojas verdes, como coles o espinacas son muy buenas para el cerebro. Diversos estudios concluyen que comer al menos una porción de entre media y una taza de vegetales de hoja verde al día ralentiza el deterioro de la función cerebral.

9. Arándanos

Son conocidos por su alto contenido en fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes.

El consumo diario de arándanos puede aumentar la función cognitiva, disminuyendo los trastornos de memoria e incluso la vejez.

Los arándanos, además de proporcionar muchos beneficios para nuestro cerebro, forman parte de muchas dietas saludables.

10. Cúrcuma

Esta especia de color amarillo intenso es realmente buena para reducir la inflamación en el cuerpo y en el cerebro. Se ha demostrado que la cúrcuma es un potente compuesto antioxidante e antiinflamatorio, siendo su consumo muy beneficioso para la memoria, aliviar la depresión; así como, aumentar la serotonina y la dopamina, que ayudan a mejorar el estado de ánimo.

11. Consejo extra: bebe suficiente agua

Nuestro cerebro es el órgano de nuestra anatomía que más energía consume y a su vez este, está compuesto principalmente por agua.

Necesitamos beber y mantenernos hidratados, esto ayudará a su correcto funcionamiento, mejorando nuestra capacidad de respuesta, de memorizar y nuestro estado de ánimo. 

Artículos relacionados: