Consejos prácticos para dormir mejor y optimizar tu energía

Dormir es uno de los grandes pilares de tu salud. Si no descansas bien o se desajustan tus ritmos circadianos, puede perjudicar tu energía, tus resultados y tu calidad de vida.

Es por ello, que debemos prestar especial atención a este aspecto tan importante. Considera comenzar con estos prácticos consejos para dormir mejor.

Exponte a la luz natural diurna

La exposición a la luz natural diurna, durante las primeras horas del día, ayuda a sincronizar el ritmo circadiano de vigilia-sueño. Por lo tanto, el contacto con la luz solar mejorará tu vitalidad y energía durante el día y favorecerá la aparición del sueño a la hora correcta, por la noche.

Si quieres conocer más beneficios de la luz natural para la salud, visita el siguiente artículo.

Practica ejercicio

Realizar ejercicio físico de forma regular es beneficioso para la salud en general, también recomendable para mejorar la calidad del sueño. Pero, debes tener cuidado con practicarlo demasiado cerca de la hora de acostarte. Ya que la actividad física aumenta la temperatura corporal y eleva el cortisol, lo cual perjudicaría y dificultaría tu descanso.

Segunda mitad del día

Evita el consumo de alcohol, tabaco y bebidas estimulantes

Existen diversos estudios que demuestran que el consumo de estimulantes como la nicotina, la cafeína y el alcohol ingeridos en las horas previas antes de dormir, están asociados con alteraciones del descanso.

Nuestro consejo, es que durante la segunda mitad del día evites su consumo.

Espacia la cena y el sueño

Procura dejar al menos dos horas entre la cena y la hora de irte a la cama. El cuerpo procesa peor las calorías durante el sueño.

Nota: evita las comidas copiosas y cenar en exceso.

Límita tu exposición a la luz artificial

Contrariamente a la luz natural, la exposición prolongada a la luz artificial es perjudicial para nuestra salud. En este sentido, el uso de dispositivos electrónicos como los teléfonos móviles u ordenadores por la noche inhibe la producción de melatonina, conocida como hormona del sueño, dificultando el descanso.

Crea tu propio ritual de sueño

La mejor forma de terminar la jornada es realizando un ritual del sueño. Se trata de encadenar diversas acciones, que te permitirán reducir el estrés y a la vez preparar tu cerebro para el descanso. Algunas recomendaciones y ejemplos serían:

  • Darte una ducha relajante.
  • Leer un rato.
  • Escribir un diario.
  • Meditar 5-10 minutos.

Zona de descanso

Utiliza tu dormitorio sólo para dormir, evitando comer, ver la televisión o realizar otro tipo de actividades en el mismo. Tu cerebro debe asociar esta zona con el descanso.

Por otro lado, es recomendable que nuestra habitación este lo más oscura posible. Además de evitar tener pantallas o luces encendidas.

Varios estudios revelan que reducir nuestra temperatura corporal ligeramente facilita el sueño, lográndose los mejores resultados con temperaturas entre los 16 y los 19 grados centígrados.

Suplementación

Si tus hábitos del sueño son correctos, pero aun así te cuesta conciliar el sueño, deberías consultar cuál es la mejor opción para ti con tu médico. No obstante, vamos a mostrarte algunos de los inductores naturales que mejor funcionan:

Melatonina

Es el inductor del sueño más popular. La melatonina tiene efecto antioxidante, antidiabético y anticancerígeno y ha mostrado ser una hormona del sueño segura y efectiva. Sin embargo, si se toma más cantidad de la recomendada, podría afectar al ritmo circadiano normal en la secreción hormonal.

Valeriana

La Valeriana es uno de los suplementos naturales para el sueño más conocidos. Estudios clínicos detallados han demostrado su capacidad para mejorar la calidad de este, promoviendo un sueño reparador.

5-HTP (5-hidroxitriptófano)

Es un importante inductor del sueño, que es sintetizado en serotonina en nuestro cerebro. Estando un paso más cerca de la misma que el L-triptófano, siendo a su vez más efectivo para promover y mantener el sueño.

Magnesio

El magnesio alivia el estrés y promueve la relajación en general, produciendo un efecto calmante sobre él sistema nervioso y un sueño reparador.

Artículos relacionados: