Aprende a superar la inseguridad social

Sentimientos como la duda o el miedo provocan que cada vez más personas sufran inseguridades sociales.

Desde que empezamos a tomar conciencia de nosotros mismos y más especialmente en la adolescencia, se va formando nuestra identidad e intentamos encajar en los estándares sociales.

Nos comparamos, intentamos encajar y nos encanta diferenciarnos de los demás. Y si no conseguimos lo que queremos, nos castigamos y martirizamos por ello.

Tenemos que entender que nuestra inseguridad no es una realidad, es una expectativa no cumplida que parte de un bajo concepto de nosotros mismos y de la falta de confianza en nuestras capacidades.

mujer tapándose los ojos  como signo de inseguridad

La inseguridad social es la falta de confianza en uno/a mismo/a y en las propias capacidades, dentro del marco de las relaciones sociales.

Esta emoción parte del miedo, provocando un sentimiento de debilidad, vulnerabilidad o falta de control, que nos hace estar intranquilos. Afectando a nuestra forma de mirar, sonreír y en general de actuar.

¿Características más comunes de la inseguridad social?

Entre las características que más se repiten en las personas que sufren inseguridad social nos encontramos:

Baja autoestima

La autoevaluación negativa es uno de los principales desencadenantes de inseguridad, ya que impide a las personas considerarse valiosas, talentosas, merecedoras de amor y reconocimiento por lo demás.

    Sentir envidia o celos

    La envidia o los celos son emociones destructivas que sacan lo peor de cada persona. Siendo ambos sentimientos grandes precursores de la propia inseguridad.

      Irritabilidad

      La irritabilidad o facilidad para enfadarse se asocia con la ansiedad, ya que cuando las personas se sienten asustadas, secretan una mayor cantidad de hormonas asociadas al estrés, como el cortisol.

        Dar valor a la crítica

        Considerar las opiniones ajenas como más acertadas que las nuestras. No dar valor a nuestro propio criterio.

          ¿Cómo puedo solucionar mi inseguridad social?

          A continuación, vamos a ver los pasos que debemos seguir para poner fin a la inseguridad social.

          Reconocer la inseguridad social

          El primer paso para poder cambiar nuestra situación actual es reconocer que tenemos un problema que resolver, en este caso falta de seguridad en las relaciones sociales.

            Practicar posturas de seguridad

            Esta práctica no sólo hará que te proyectes con más seguridad hacia los demás, sino que además, te infundirá mayor seguridad interna. Es la posición “Vase” con V de verticalidad, debes mantener una posición de la espalda recta sacando el pecho fuera. Esto te dará mayor seguridad.

            Nuestro rostro también debe mostrar seguridad a través de nuestra mirada y nuestra sonrisa, para esto es importante sonreír de una forma relajada y sincera. Y en cuanto a la mirada, es importante no apartarla, ni mirar el celular, esto indica que queremos escondernos.

              Tener conversaciones incómodas

              Entrenarse para las conversaciones incómodas. Aprender a decir que NO, poner límites, pedir algo o expresar una opinión diferente. Cuando hemos pasado por estas situaciones y hemos practicado, vemos que todo es fruto de nuestros miedos, y el miedo es humo. Debemos buscar situaciones y personas diferentes que nos hagan salir de la conocida como zona de confort. Cuantas más veces conectemos con aquello que nos incomoda, más nos ayudará a desensibilizarnos y sentirnos capaces de todo.

                Perderle el miedo al fallo

                Aunque al principio puede resultar complicado. No hay que tener miedo al error, forma parte del proceso de aprendizaje y es necesario. Debes pensar que todas las personas nos equivocamos y eso nos hace humanos. Cada nueva situación te dará experiencia y seguridad a ti mismo.

                En este sentido una gran idea es premiarnos antes cada nueva circunstancia que experimentemos, reconociéndonos que estamos avanzando y por el tanto en el buen camino.

                  Artículos relacionados: