Los secretos de la glándula pineal: todo lo que debes saber

Has oído hablar alguna vez del tercer ojo?  O ¿El sexto chakra AJNA? Son muchas las curiosidades y los secretos de la glándula pineal. Lo que ha suscitado muchas teorías en torno a la misma. Para muchos es la base del despertar espiritual. Y, por lo tanto, lo primero que se debe trabajar para conectar con otros planos dimensionales.

ilustración a lápiz de un cerebro mostrando la ubicación de la glándula pineal

La glándula pineal, también conocida como hipófisis cerebral es un órgano neuroendocrino del tamaño de una lenteja que como su propio nombre indica tiene forma de piña, se encuentra ubicada en el centro de nuestro cerebro, en el techo del diencéfalo. Tiene tejidos y células receptoras a la luz, similares a las de la retina. Además, está conectada con la corteza visual del cerebro, como si de un ojo más se tratara.

Funciones de la glándula pineal a nivel biológico y espiritual

carátula de video de la glándula pineal

A nivel biológico es responsable de la producción de serotonina y melatonina, este último es un neurotransmisor que no sólo regula los ciclos circadianos de vigilia y de sueño. Si no que, además, desempeña un papel muy importante en nuestro estado de ánimo, reduciendo la secreción de cortisol, responsable del estrés. Reforzando nuestro sistema inmunológico y promoviendo la reparación de nuestro ADN.

A su vez puede producir DMT dimetiltriptamina (también conocida como la molécula de Dios) un compuesto químico capaz de general estados de conciencia psicodélicos de forma natural. 

Existen otros métodos para obtener DMT como a través del consumo de ayahuasca bebida utilizada en algunos pueblos indígenas de America del Sur. Su elaboración está basada en la decocción de varias plantas de forma combinada. Siendo su consumo contraindicado en muchos casos. En este canal sólo abordaremos la manera natural para alcanzar estados elevados de conciencia.

En definitiva, la glándula pineal no sólo desempeña un papel fundamental en los ciclos circadianos del sueño y en nuestra salud.

Sino que, además es la llave para desbloquear nuestro verdadero potencial.

Se ha escrito y hablado mucho a lo largo de la historia sobre los beneficios de su activación y su vinculación con la espiritualidad.

Representaciones e historia  de la glándula pineal

A lo largo de la historia de la humanidad se ha representado de muchas maneras.  Pero, antes quisiera desmentir algunos conceptos errones que circulan por internet acerca de la misma, voy a darte un poco de luz en este asunto. En la antigüedad se ha hablado muchísimo de ella.

representación del ojo de Horus

Ojo de Horus

Se dice que los antiguos egipcios se inspiraron en la glándula pineal para crear el ojo de Horus. Lo cuál no es del todo cierto, ya que en el ojo de Horus se representan diferentes estructuras cerebrales.

Entre estas podemos distinguir:

  • El cuerpo calloso, que representa la sabiduría y el pensamiento, tiene forma de ceja en él ojo de Horus y es el encargado de la comunicación entre el hemisferio izquierdo y el derecho. 
  • El trígono olfatorio, asociado al sentido del olfato. 
  • Áreas 41 y 42 de Brodmann, estas representan la audición en el ojo de Horus y están asociadas a nuestra audición.
  • Ruta central del sabor, representada en forma de lengua o de cola, se asocia a la interpretación del sabor en nuestro cerebro.
  • Y por último el tracto somatosensorial involucrado en el tacto, la vibración, la presión y la percepción. 

Por tanto, el ojo de Horus más que una representación de la glándula pineal, hace referencia a las estructuras anatómicas del cerebro asociadas al sentir y pensar de los humanos.

Báculo de Osiris

En el báculo de Osiris podemos observar de nuevo el símbolo de la piña. Entre otros muchos ejemplos de la importancia que tiene este símbolo.

Sexto chakra

En religiones ancestrales de Oriente se la asocia con el sexto chakra, uno de los vórtices de energía que hay justamente en la zona del entrecejo entre los dos ojos, el tercer ojo.

Representaciones en el Vaticano

Además, en el Vaticano tenemos una de las mayores representaciones de la glándula pineal del mundo. Se trata del “Patio de la piña” donde podemos encontrar una gigantesca escultura de una piña de bronce de 4 metros de altura. Y curiosamente este lugar estaba destinado al descanso o la meditación de los Papas.

Y puesto que sabemos que la glándula pineal es la puerta que conecta el mundo espiritual con el físico, no podía haber un lugar más apropiado para su ubicación.

Descartes

retrato de René Descartes junto la ilustración del cerebro humano

El filósofo francés René Descartes la llamó el asiento del alma, dedicando gran parte de su obra a su estudio y comprensión. En el ámbito de la fisiología, Descartes dejó la mayor parte de su legado en su obra póstuma, El tratado del hombre (1664), tal vez la obra que más influyó en la concepción de la neuropsicofisiología humana durante todo el siglo XVII y que puede ser considerada como el primer libro de texto europeo de esta materia.

Algunas de sus teorías tuvieron serios detractores y aunque han supuesto una gran base de conocimiento, algunas han sido desechadas posteriormente.

Surgiendo en este sentido numerosas críticas anatómicas sobre la localización del alma. Atribuyendo al alma un carácter espiritual, por lo que no podría localizarse en un espacio anatómico delimitado.

Transductor neuroendocrino

ilustración busto con luz en el entrecejo

No obstante, en la actualidad. Se desprenden datos muy interesantes de las investigaciones sobre esta glándula. Entre ellos sus propiedades para activarse eléctricamente, generando campos electromagnéticos.

El Dr en quiropráctica y escritor Joe Dispenza explica como la glándula pineal está conformada por cristales de calcita, carbono y compuestos de calcio. Teniendo todos estos elementos la capacidad de cargarse eléctricamente con cierta presión.

Por lo tanto, la glándula pineal tiene la capacidad de generar campos electromagnéticos, que le permiten sintonizar con otras frecuencias, como si de una antena se tratase.

Es por ello que se la considera un transductor, ya que recibe y convierte señales de energía en el interior de nuestro cerebro.

Cuanto más elevada es nuestra frecuencia energética, mayor es nuestra presencia y nuestra conciencia. Lo que, a su vez, nos permite sintonizar con dimensiones temporales y espaciales más elevadas.

Calcificación el mayor enemigo de la glándula pineal

flúor

Si quieres proteger este maravilloso órgano. Deberás tener en cuenta que su principal enemigo es la calcificación. Con los años la glándula pineal tiende a acumular fluoruro, llegándose a formar cristales de fosfato, lo cual provoca el endurecimiento de la misma. Esto como consecuencia en el plano físico provoca una menor producción de melatonina. Motivo por el cuál los ciclos del sueño se van alterando con la vejez.

Además, su calcificación también está relacionada con el Alzheimer y las migrañas entre otras patologías.

Y en el plano espiritual su calcificación te impedirá conectar con realidades superiores.

Por lo que no sólo es fundamental cuidar de ella, para tener más salud y mejor calidad de vida. Si no que, además debemos tener nuestra glándula descalcificada para poder conectar con la fuente de la creación, para lograr estados de iluminación. 

Artículos relacionados: